Mantenga bello su jardín en la temporada de lluvias

Mantenga bello su jardín en la temporada de lluvias

La llegada de las lluvias tiene un impacto en los hogares, porque es el momento cuando se descubren goteras, filtraciones y humedad que pueden afectar la vivienda.

Pero el jardín también puede presentar daños debido al exceso de agua, como la aparición de moho, plagas y la pérdida de algunas plantas que pueden sufrir por la humedad.

Así que tome nota para proteger y mantener bello su patio esta temporada de lluvias.

Antes de las lluvias

 

El mantenimiento es un aspecto de todo el año, por ejemplo, el verano es el momento ideal para podar, cortar el césped y eliminar cualquier contenedor que pueda acumular agua, entre otros.

Es importante contar en el hogar con algunas herramientas que le facilitarán las labores del jardín, como una tijera para podar, una máquina cortagrama eléctrica con diferentes niveles de corte o una práctica orilladora eléctrica.

Si tiene árboles frutales, recuerde recolectarlos antes de que inicien los aguaceros más fuertes, que pueden venir acompañados de vientos que podrían hacer caer los frutos, no solo al patio, sino al techo de su vivienda, generando daños a futuro.

Un recolector de fruta puede ayudarle a hacer más sencilla esta labor.

 Jardín bello

Si quiere tener más vida en su jardín y planea sembrar algunas plantas, contemple que en invierno pueden acumular agua en las raíces. Entonces siembre en un espacio que tenga alguna inclinación, o bien en bases que permitan un drenaje adecuado, como el plato espiral con ruedas y la jardinera de madera de pino con 3 niveles.

Según el espacio que tenga puede incluir un jardín vertical con macetas para pared, donde podrá colocar una planta sobre otra sin lastimarlas, además es un producto especial para armar su propia huerta en casa.

Si desea renovar el césped puede aprovechar la temporada para que crezca y se agarre con firmeza al terreno, además ahorrará tiempo, dinero y trabajo de riego.

Recuerde que todo en exceso es malo, mucha agua puede ahogar sus plantas, por eso debe contar o crear un drenaje adecuado.

Verifique que los desagües estén libres de hojas, ramas, basura o cualquier otro desecho, para prevenir los desbordamientos o encharcamientos.

No todas las plantas resisten la misma cantidad de agua, utilice una lona, un plástico transparente o una malla sarán para cubrirlas.

Adorne su jardín y proteja el césped haciendo un camino de piedras, puede optar por ponerlas de color rojo o blancas, según su gusto. Con esto evita el barro, la suciedad y mal aspecto.

Abone las plantas

En la época lluviosa

 

Utilice abonos, sustratos, fertilizantes y demás productos que le ayuden a mejorar las características físicas y químicas del suelo, y aporten al fortalecimiento y crecimiento de las plantas. 

El agua ayuda a que los componentes del abono se diluyan y las plantas puedan absorber sus nutrientes. El momento ideal para aplicarlos son los días previos a la entrada del invierno o durante los momentos sin lluvia. 

Escoja entre abono orgánico, la súper tierra, el sustrato fibra de coco y el fertilizante fórmula completa.

En la época de lluvia las malas hierbas se convierten en un soporte para la tierra, porque compactan el terreno. Por ello, lo mejor es evitar arrancarlas de raíz y utilizar una orilladora inalámbrica para cortar solo la superficie.

Aproveche la lluvia y riegue las plantas del interior de su hogar, además de que es beneficioso le permitirá ahorrar tiempo de riego y, por supuesto, agua.

Evite plagas

Al terminar las lluvias

 

Realice una revisión exhaustiva de sus plantas, arbustos y demás vegetación para descartar o confirmar la presencia de plagas como pulgones, gusanos o babosas.

Estos visitantes indeseados pueden dañar su jardín porque se alimentan de las plantas y/o césped.

Use guantes para jardín para evitar tocarlos y tenga a mano un insecticida multiefecto con acción inmediata. Utilice solo las cantidades indicadas por el fabricante.

Con estos consejos su jardín se mantendrá sano este invierno y con la fuerza y belleza suficiente para disfrutarlo en verano.