Paredes sofisticadas en cuatro sencillos pasos

Paredes sofisticadas en cuatro sencillos pasos

Las paredes son muy importantes en la decoración de su hogar. Dependiendo del tipo de espacio y de la extensión, las paredes se pueden recubrir con una variedad de elementos, siendo la pintura uno de los básicos, pero también uno de los que más oportunidades y versatilidad brinda.

Los detalles de pintura en la pared son una excelente opción para dividir ambientes o crear atractivo visual a ciertos ambientes de su casa sin necesidad de modificar toda la pared ni de invertir mucho dinero.

Las opciones son muy amplias. Puede elegir entre diseños preestablecidos, formas geométricas, colores y texturas. Con solo unos pequeños retoques de pintura, puede hacer de cualquier habitación del hogar un lugar sofisticado y original.

 

Esta es una idea fácil de llevar a la práctica.

 

 ¡Hágalo Usted Mismo!

 

Materiales y herramientas:

 

 

Instrucciones:

  1. Antes de pintar, mida el espacio que va a transformar y diseñe las formas geométricas elegidas. Marque las líneas en la pared con ayuda del lápiz y el nivel.
  2. Aplique la pintura base, deje secar y luego aplique la pintura amarilla o del tono contrastante que ha elegido.
  3. Una vez seco el espacio, aplique los tonos fucsias, uno a uno. Debe ir pintando con cuidado, procurando que la pintura esté seca antes de remover la cinta azul, pues si la retira con la pintura aún fresca pueden formarse manchas sobre los otros colores y arruinar el diseño.
  4. Al terminar y quitar todas las cintas azules, revise los bordes de las figuras y haga los retoques con la brocha pequeña si es necesario.

 

El diseño puede variar en formas y colores, pero el procedimiento para lograr perfección en pequeños detalles es el mismo. ¡Hágalo usted mismo!