Inyecte color a sus paredes

Inyecte color a sus paredes

La versatilidad al pintar las paredes cada vez es más. Además de las brochas y rodillos tradicionales, ahora puede emplear esponjas o pinceles. Si busca una opción creativa e ingeniosa puede utilizar jeringas.

Con la jeringa logrará crear un toque diferente y espectacular a sus paredes de forma fácil y práctica. El objetivo es utilizar este elemento de tradicional uso médico con el fin de crear una pared con goteos de pintura.

Transforme sus espacios y llénelos de diferentes y creativos diseños con solo cargar una jeringa con pintura. Intente algo nuevo y salga de lo convencional.

¡Hágalo usted mismo!

1. Set para pintura

2. Pintura base

3. Pinturas para aplicar con jeringa

4. Jeringa

5. Cinta métrica

6. Cobertor de papel para el piso

Instrucciones:

1. Primero debe seleccionar el color base para su pared y, luego, los colores que quiere aplicar con la jeringa. Se debe utilizar una jeringa para cada color.

2. Una vez seleccionado, aplique el color base con el rodillo y deje secar el tiempo suficiente.

3. Una vez seca la pared, marque la ubicación donde desea cada raya de pintura con ayuda de una cinta métrica, para que las distancias entre las líneas queden exactas.

4. Coloque el cobertor para el piso como protección para evitar manchas o goteos. Una vez preparada la zona, succione la pintura con la jeringa directamente del tarro de pintura hasta llenarla.

5. Diríjase al punto marcado en la pared y comience a verter la pintura de la jeringa. Inyecte toda la pintura de forma rápida para evitar se formen grumos de aire y deje que la pintura recorra la pared.

6. Este procedimiento debe realizarlo en cada espacio o línea en que desee inyectar pintura. Es importante tener en cuenta que debe cambiar de jeringa si la pintura llega a secarse dentro la misma.

Se trata de un proceso fácil y divertido que hará de sus paredes un lienzo con un diseño sumamente creativo. ¿Qué espera para inyectar colores a sus paredes?

¡Hágalo usted mismo!