Consejos para decorar el cuarto de un preadolescente

Consejos para decorar el cuarto de un preadolescente

En el periodo de la preadolescencia, los menores empiezan a ver el mundo de una manera diferente y requieren cambios importantes en varios aspectos de su vida.

En esa transición, de la niñez a la adolescencia, comenzarán a preocuparse por sus espacios personales, siendo el dormitorio uno de las estancias con mayor prioridad para ellos.

La habitación con pequeños o tiernos juguetes dejaron de ser parte de su día a día, y ahora, además de ser un espacio para descansar, se convierte en su refugio privado, en su área social donde reciben amigos y en su zona de estudios y entretenimiento.

Es así como la redecoración del dormitorio adquiere mucha importancia en esta etapa, y, aunque podría ser todo un reto, sin duda disfrutará ver a su hijo feliz en su nueva estancia.

Para obtener como resultado una habitación que muestre la personalidad creativa del menor y lo haga sentirse a gusto, inclúyalo en el proceso de decoración. Recuerde que, además de ser un espacio personalizado, debe ser confortable y funcional.

Si ya llegó el momento, empiece por elegir el color de las paredes de la habitación. Una buena opción es combinar superficies blancas con alguna tonalidad más fuerte, que permita un contraste armonioso.

Otros toques de color, los puede agregar con detalles básicos, como un juego de sobrecama king queen reversible liso con dos almohadas que combine con los tonos de la habitación y que dé mayor confort al descansar o dormir en su cama.

En este periodo, el menor puede tener gustos cambiantes en poco tiempo, por lo que se recomienda pintar las paredes lisas. De esta forma, podrá ir variando y personalizando la decoración con elementos -como cuadros- de acuerdo a las aficiones que vaya adquiriendo.

Para disponer de forma adecuada los diferentes objetos, son necesarias las zonas de almacenamiento y estanterías.

Por ejemplo, un ottoman zapatero 77 x 38 x 38 cm es ideal para guardar apropiadamente el calzado y mantener el resto del área libre y ordenada.

Otra solución inteligente son las repisas vintage 4 x 25 x 100 cm. Estos muebles aéreos le permitirán ahorrar espacio sobre el suelo, decorar la habitación y soportar otros artículos como trofeos, juegos, portarretratos, libros y otros materiales escolares.

También puede instalar un práctico perchero (producto no disponible en tienda en línea) para colgar y mantener ordenadas prendas y maletines en un solo lugar, sin que estén dispersos en el suelo.

La temperatura y la buena iluminación son esenciales para que el menor se sienta tranquilo, seguro y cómodo en su habitación, y tambén le permitirán realizar las diferentes actividades como descansar, leer, estudiar y jugar.

Además de la luz natural, que es la ideal para cualquier habitación, una opción que le brindará mayor flujo de aire, frescura, iluminación y estilo a la estancia de su hijo es un ventilador de 6 aspas acabado bronce de 30” 1 luz.

La diversión siempre debe estar presente en este espacio, y aunque los preadolescentes van dejando poco a poco sus juguetes, empiezan a disfrutar nuevas formas de entretenimiento, ya sea solos o compartiendo con sus familiares y amigos.

Los videojuegos, como el Nintendo Switch Lite o los juegos de mesa como el Scrabble, se van convirtiendo en sus compañeros inseparables de habitación.

En resumen. Colores agradables, paredes lisas para poder ir actualizando la decoración, espacios adecuados de almacenaje, iluminación y ventilación apropiadas, y diversión, son los elementos básicos de una habitación ideal para su hijo que inicia una nueva y cambiante, pero hermosa, etapa de crecimiento.