Una persona organizada

Una persona organizada

En ocasiones llegamos a experimentar niveles altos de ansiedad cuando sentimos que el tiempo no alcanza y que las tareas se acumulan y no parecen terminar. Ocurre también que sentimos que “eso de ser organizado no es lo mío” y que las personas que lo logran es porque son más capaces. Pues llegó el momento de la verdad: ser organizado se hace, no se nace.

Veamos a continuación los rasgos más importantes de la persona organizada, según el artículo del sitio aorganizarte.com:

1. Planifica cada día desde la noche anterior, es muy útil llevar el control de citas y tareas.

2. Tiene y utiliza una sola lista de tareas, o dos si separa su vida personal de la laboral.

3. Dedica un tiempo determinado a revisar correos, minutas o bitácoras. No demasiado tiempo, pero enfocada en ello.

4. Despeja su área de trabajo, una mesa o lugar de trabajo despejado es una mente despejada.

5. Antes de acostarse dedica unos minutos a ordenar, así el día siguiente comenzará en orden también.

6. Asigna un lugar a cada cosa y siempre la vuelve a colocar en su sitio.

7. Lo anota todo, así lo recuerda todo, desde una compra en el súper hasta una idea de un proyecto.

8. No procrastina, lo hace todo en el momento y no posterga lo que puede hacer ahora.

9. Es optimista, tiene actitud de “yo puedo”, aunque sea en pasos pequeños.

10. Sabe desestresarse,  dejarlo todo cuando necesita agarrar fuerzas y relajarse.

Ahora revisa qué rasgos de estos tienes, ¿te consideras una persona organizada?