Su estante colgante para jardín interno en cinco pasos

Su estante colgante para jardín interno en cinco pasos

Su estante colgante para jardín interno en cinco pasos

Su casa debe contar con espacios que inviten a la tranquilidad y la calidez. Las plantas aportan mucho a generar esas sensaciones. Tienen un enorme encanto y embellecen de manera instantánea el lugar que ocupan.

Es por ello que le presentamos una manera de introducirlas en interiores. Un estante colgante para jardín interno es ideal en su sala, terraza, área de pasillo, o bien donde necesite crear esa atmósfera especial, llena de verdor y naturaleza.

Crear un estante colgante para ubicar sus plantas o flores favoritas es muy fácil y económico. Escoja el área que desea renovar y embellecer y eche a andar este bonito proyecto.  

¡Hágalo usted mismo!

Su estante colgante para jardín interno en cinco pasos

Su casa debe contar con espacios que inviten a la tranquilidad y la calidez. Las plantas aportan mucho a generar esas sensaciones. Tienen un enorme encanto y embellecen de manera instantánea el lugar que ocupan.

Es por ello que le presentamos una manera de introducirlas en interiores. Un estante colgante para jardín interno es ideal en su sala, terraza, área de pasillo, o bien donde necesite crear esa atmósfera especial, llena de verdor y naturaleza.

Crear un estante colgante para ubicar sus plantas o flores favoritas es muy fácil y económico. Escoja el área que desea renovar y embellecer y eche a andar este bonito proyecto.  

¡Hágalo usted mismo!

Materiales y herramientas:

  1. Tablero de pino de 30cm de ancho

  2. Sierra para madera

  3. Sierra caladora

  4. Taladro

  5. Lija #150

  6. Lápiz

  7. Cinta métrica

  8. Alicate

  9. Cable de acero 3/32”

  10. Armella ojo cerrado

  11. Grapas para cable de acero

  12. Tuerca de seguridad

  13. Plantas para interiores

Instrucciones:

  1. Del tablero de pino corte con una sierra para madera cuatro piezas de 80 cm y ocho piezas de 40 cm. Con la lija deles un acabado pulido a los bordes.

  1. Con la sierra caladora realice los círculos en las repisas según el diámetro de las macetas. Para calcular el diámetro, mida con una cinta métrica la altura de la maceta. Para usar la sierra caladora, primero haga un agujero en el centro del círculo con una broca y taladro. En ese agujero se introduce la hoja de la sierra caladora para empezar el corte circular.

  1. Con ayuda del taladro realice agujeros en las esquinas de las repisas. Lo ideal es que el tamaño del agujero se ajuste al grosor del cable de acero. Seleccione el espacio en el cual colocará las repisas, mida el ancho y largo total de las repisas, marque los puntos donde colgará los cables y coloque las armellas. Verifique que queden bien sujetas, ya que estas soportan todo el peso de las repisas.

  1. Mida el cable de acero y corte con un alicate 8 tiras de 2 metros. Amarre los cables a las armellas y sujételos con las grapas. Coloque las repisas, una a una, sujetándolas con las grapas. Inserte las tuercas de seguridad en las grapas para dar mayor soporte y estabilidad.

  1. Una vez listas las repisas coloque las plantas de su preferencia, sugerimos aglonemas y  bromelias grandes, y tendrá listo su oasis en casa.

Puede combinar plantas de varias formas y tamaños en un mismo espacio. Se sugiere escoger un espacio sobrio, de manera que los estantes y las plantas sean el punto focal del ambiente.

¡Disfrute de la energía que regalan los espacios verdes!

¡Hágalo usted mismo!