Acampar en casa, ¿se atreve?

Acampar en casa, ¿se atreve?

Acampar en casa, ¿se atreve?

Si cuenta con un jardín o una terraza en su hogar, aunque lo ponga en duda, ese lugar se convertirá en su próximo destino para acampar.

Acampar en casa, ¿se atreve?

Si cuenta con un jardín o una terraza en su hogar, aunque lo ponga en duda, ese lugar se convertirá en su próximo destino para acampar.

En su hogar, con la familia o amigos, podrá disfrutar de esta estupenda experiencia y con la ventaja de tener todos los servicios indispensables a la mano. Definitivamente esta actividad le encantará a usted y a los suyos.

¡A acampar en 3, 2, 1!

Lo primero que se le viene a la mente quizás es si podrá utilizar una tienda de campaña. Pues sí. Primero debe tener claro cuántas personas se atreverán a disfrutar junto a usted de esta aventura.

Existen diferentes tiendas para acampar de acuerdo con la capacidad de personas, ya sean 2, 4 o 6. El tamaño debe considerarse pues dentro se incluirán los colchones inflables y estos abarcan casi la superficie total.

Por el frío no se preocupe. Al momento de elegir su tienda de campaña revise la caja, en ella indicará la temperatura que resguarda dentro. El intervalo de temperaturas puede variar entre -4° a 18° C.

Consejos para acampar

Algunos consejos importantes antes de armar la tienda de campaña es revisar el sector del terreno donde se colocará. Debe quitar las ramas o piedras que se encuentren en el área para evitar accidentes o daños a la tienda.

Revise el manual y contabilice las piezas con las que cuenta la estructura, pues cada uno de sus segmentos es importante para un correcto montaje. Involucre a los miembros de la familia en esta actividad, armar entre todos le permitirá disfrutar más de este proceso y vivir más allá la experiencia de una noche de camping.

El colchón inflable lo puede elegir a su gusto y según sus necesidades de espacio. Encuentre desde individuales hasta tamaño king y en materiales hipoalergénicos.

Su manipulación es muy sencilla y puede complementar esta pieza con un inflador manual, de pie o bien eléctrico.

Si gusta de una práctica más al estilo alpinista, puede optar por un saco para dormir. Este le ahorrará mayor espacio y de igual manera le cubrirá del frío, evitando el uso de frazadas adicionales. Para protegerlo puede colocar un petate entre el suelo y el saco para dormir.

Por la composición de estos sacos, se recomienda lavarlos únicamente cuando sea realmente necesario, pues su relleno irá disminuyendo en cada lavado. Deberá utilizar un ciclo de lavado suave y o bien sumergirlo varias veces en una tina con agua y con jabón.

Si cuenta con bastante espacio en su casa, lo recomendable es que mantenga el sleeping bag abierto y colgado.

Lámparas y cocina de gas

Para llevar a un nivel más real la experiencia de acampar en casa, apague las luces eléctricas de su hogar y atrévase a utilizar únicamente las lámparas de gas. Estas son muy prácticas de manipular y por su ligero diseño fáciles de movilizar. Tenga a mano un cilindro de gas de medidas apropiadas para que en caso de acabarse el mismo pueda efectuar el cambio.

De igual manera, la cocina de gas le será de utilidad para preparar o calentar los alimentos a consumir durante la noche de camping. Es preciso que la coloque en una superficie plana y lejos de las tiendas de campaña para evitar un accidente. En algunas ocasiones se puede usar el mismo cilindro de gas que el empleado en las lámparas.

Limpie con una toallita su cocina de gas cada vez que prepare algún alimento, esto la mantendrá en buen estado y prolongará su vida útil.

Todas las actividades que impliquen la manipulación de artículos de gas deben estar en manos de adultos.

Sillas reclinables y hamacas

Son ideales para acampar, fáciles de movilizar y estupendas para descansar luego de la ardua tarea de armar la tienda de campaña y de inflar los colchones. Esos dos elementos le permitirán relajarse, conversar con su familia o amigos y disfrutar de una noche distinta.

Las puede encontrar en diferentes tamaños, para los adultos y para los más pequeños. Lo único que debe cuidar es que el lugar donde las coloquen sea seguro para evitar que sus patas queden suspendidas en el aire o, por el contrario, se claven en la tierra.

Localice en su jardín un árbol fuerte que pueda soportar el peso de una persona e instale la hamaca. Si su área de camping es una terraza, busque una viga donde colgarla.

Con todos estos implementos podrá experimentar al 100% las maravillas de acampar en casa, lo único que se requiere es que ponga en marcha su creatividad. Prepare el menú para la cena, tenga a mano el manual del boy scout y unos malvaviscos para complementar su noche.

Ahora sí, ¿está listo para acampar en su hogar? ¡Qué lo disfrute!