15 propuestas de colores para el dormitorio

15 propuestas de colores para el dormitorio

15 propuestas de colores para el dormitorio

El diseño de cada una de las estancias de la casa requiere de la selección cuidadosa de los colores que utilizará para cada una de ellas.

15 propuestas de colores para el dormitorio

El diseño de cada una de las estancias de la casa requiere de la selección cuidadosa de los colores que utilizará para cada una de ellas.

Si busca diseñar o renovar su dormitorio, especialistas y decoradores de interiores aconsejan que la cama siempre combine con la paleta de colores de la habitación, así como también lograr que ambas compaginen en estilo.

Las paredes y el piso marcan la pauta, pero incluso los accesorios y la cama deben siempre complementarse entre sí.

Las habitaciones son lugares especiales en casa porque es ahí donde se descansa y se pasa una buena parte del día. Además, los dormitorios suelen reflejar la personalidad y gustos de quienes los ocupan.

En los cuartos se deben priorizar colores que inviten a la relajación y el descanso. Es por ello que debe escoger con cuidado la mezcla de tonalidades e inclusive texturas de materiales y decoración.

Crear habitaciones de ensueño es posible con dedicación e inspiración. A continuación le presentamos 15 propuestas de colores y sus posibles usos en dormitorios.

1. El blanco, apuesta segura

El blanco es un color que muchos usan en sus habitaciones porque aporta luminosidad, frescura, paz y limpieza. Es un color que ayuda a generar amplitud visual en cualquier estancia de la casa.

El blanco se puede usar de diferentes formas en los dormitorios, desde su utilización de forma total en todos los elementos que componen el espacio, o bien de forma balanceada con otras tonalidades.

En la ropa de cama el blanco siempre luce muy bien, pues da mayor sensación de pulcritud e invita a la calma y el descanso.

Además de cojines, frazadas, sábanas y demás elementos en la cama, puede utilizar cortinas blancas para las ventanas del cuarto.

Por otro lado, puede usar el blanco como color principal y agregar algunos diseños modernos y toques de uno o varios colores intensos para darle vida a la habitación.

2. La elegancia de los tonos de la madera

Una forma muy elegante de usar el blanco en el cuarto es combinándolo con elementos naturales. Puede usar el blanco en las paredes e incorporar elementos de madera, por ejemplo, en el mobiliario y otros adornos.

Si opta por dejar sus paredes en blanco, podría usar pisos de cerámica que imitan la madera como este modelo de atractivo color, este tono nogal o este otro piso laminado Nogal que también es una excelente opción decorativa.

Si prefiere el porcelanato sobre la cerámica, esta opción está también disponible en color madera.

Muebles, cabecera y base de cama, mesas de noche, puertas y marcos de las ventanas en madera lucen muy elegantes en un cuarto enteramente blanco, ya que destacan por la naturalidad que aporta este elemento.

Una puerta de pino es una alternativa simple, clásica y perfecta para habitaciones por su textura y color. Unas puertas de clóset con rejillas de PVC e imitación de madera complementarán este tipo de decoración. Puede escoger entre dos tonalidades diferentes, una color café oscuro y una café caoba.

La madera puede estar presente incluso en las lámparas de la habitación. Esta lámpara colgante rústica de madera en color ámbar funciona para un dormitorio cuyo estilo es clásico, rústico o vintage.

Puede, incluso, escoger un papel tapiz para paredes que imite la madera. Aprenda cómo colocarlo correctamente leyendo nuestro artículo de la sección Tutoriales “Renueve sus paredes con papel auto adhesivo”.

3. Beige, color ganador

Los tonos beige son los favoritos de muchas personas porque se trata de un color neutro sumamente agradable, por lo que funciona muy bien para dormitorios.

El beige tiene muchas ventajas, entre ellas que combina bien con casi cualquier otra tonalidad, por lo que puede escoger paredes y piso color beige, para únicamente renovar algunos acentos o detalles cada cierto tiempo.

Una combinación que siempre luce distinguida es la del marrón con beige. Puede usarla en sus accesorios, por ejemplo, en un gavetero hecho de plástico que, además, le servirá para organizar varios elementos en la habitación.

Si usted tiene preferencia por el beige, puede optar por un piso de porcelanato Madrid White en este tono para darle más elegancia a la habitación. El piso Francia también en este color brinda calidez a las estancias que ocupa.

Otra alternativa para su habitación es un piso mate, siempre en color beige, ya que luce distinguido.

Una pared distintiva en su dormitorio es una forma de captar miradas y piropos para esta estancia de la casa. Puede escoger una fachaleta Fileto rústico para destacar la pared detrás de su cama. De esta manera, aunque la pared llamará la atención por su textura, el tono beige de la misma hará que dicho toque se mantenga dentro de lo clásico y sobrio.

4. Gris, otro neutral favorito

El gris es un color neutro con mucho carácter, por eso también está dentro de los favoritos de muchos, sobre todo de quienes buscan una decoración moderna. El gris brinda serenidad y sofisticación.

Hay varias formas de incorporar el gris en su dormitorio. Una forma puede ser mezclando varias tonalidades o degradaciones de este color con accesorios o detalles en negro. En el otro extremo, bien puede combinar el gris con colores alegres como el amarillo.

Si prefiere usar el gris únicamente en algunos detalles de la habitación, puede usar el blanco para sus paredes y escoger elementos en gris como la cama, una alfombra, una lámpara o hasta la maceta de la planta que decora dicha estancia.

Los pisos grises lucen también muy elegantes y actuales, además que darán una sensación acogedora en el dormitorio. Este piso vinílico tiene un diseño y tono fáciles de combinar para su habitación.

5. ¿Colores alegres? Sí se puede

Las decisiones al momento de decorar una habitación son muy personales y nada está fuera de lugar. Simplemente se trata de usar los colores de la forma adecuada para que el espacio luzca agradable y refleje su buen gusto.

Si a usted le encanta el verde, es una excelente opción porque es cálido y fresco al mismo tiempo, además de que existe una amplia gama de tonalidades entre las cuales escoger y que funcionan bien en dormitorios.

El verde aplica para estancias tanto modernas como tradicionales y se complementa de forma muy especial con la madera.

6. Rojo con cautela

Es posible utilizar el rojo en el cuarto de dormir, pero con cautela. Como el rojo es estimulante, puede llegar a ser abrumador. Por eso, la recomendación es usarlo en una sola pared o en algunos elementos decorativos.

El rojo combinado con blanco y negro es una apuesta muy moderna. Puede usar rojo para la pared donde va la cabecera de la cama, blanco para el resto de paredes y negro en accesorios, muebles y hasta en lámparas, como este bonito modelo colgante que, sin duda, será un buen elemento decorativo.

7. Celeste y blanco: fresca combinación

El uso de celeste con blanco en un dormitorio es idóneo porque da la sensación de frescura y luminosidad, por lo que ayuda a que espacios limitados se vean amplios.

Puede usar ambos tonos en las paredes o bien dejar las paredes en celeste, y usar el blanco para el resto de elementos como muebles, adornos y ropa de cama.

8. Dorado, sinónimo de lujo

El dorado es un clásico en decoración de interiores, una apuesta segura. Este color aporta elegancia y lujo.

Puede añadir toques de dorado en su dormitorio escogiendo adornos en ese color, cuadros decorativos en las paredes o incluso en la cabecera de la cama.

9. El poder de los marrones

El marrón es un color muy elegante y según el tono que escoja conseguirá efectos diferentes. Una apuesta segura es usar diferentes tonos de marrón en la habitación.

Por ejemplo, podría usar un marrón claro para las paredes y dejar el resto de muebles en la habitación en un marrón oscuro, desde la cabecera, mesas de noche, hasta esa mesa de TV que ha instalado frente a su cama.

El piso en marrón es también una excelente alternativa, ya que puede combinar dos tonos distintos de este color para sus paredes y muebles y un tercero para el piso.

10. El amarillo, tan versátil como poderoso

El color amarillo es un color que irradia energía, luminosidad y encanto. Puede combinarlo de muchas maneras.

El amarillo con naranja logra transmitir vitalidad en una habitación, por lo que queda bien para un dormitorio si lo que busca es despertar cada mañana con ímpetu. En una tonalidad baja el amarillo puede llegar a ser igual de luminoso pero más discreto.

El amarillo puede ir en la ropa de cama acompañado de beige y café en las paredes y muebles. El blanco también debe estar presente para crear un balance.

11. Colores oscuros

El dormitorio es el lugar para descansar, pero también debe ser un lugar que inspire, que estimule su imaginación. Para ello, los colores oscuros son excelente opción.

Los colores oscuros en las paredes tienen una ventaja: cualquier detalle que les acompañe creará un contraste inmediato.

Es importante, al usar colores oscuros, jugar con otros tonos vibrantes a la vez en los muebles, accesorios y cortinas.

Por ejemplo, puede escoger un color azul oscuro para sus paredes, un color que aporta paz y tranquilidad, y balancearlo con un rosa pálido en sus sábanas, alfombras y demás detalles.

12. Madera, blanco y verde

Este trío es infalible si lo que busca es que su cuarto de dormir refleje tranquilidad y sofisticación.

La madera en muebles, el blanco en las paredes y el verde en accesorios y, sobre todo, en plantas, es una excelente elección para su dormitorio.

Si se decide por esta propuesta, las suculentas son apropiadas para rellenar espacios de forma individual o en grupo.

Si busca plantas un poco más grandes para algún rincón de su habitación, entonces una dracaena es muy atractiva por su peculiar forma. La planta gloxinia (807795) es también de uso de interiores y es muy buscada por sus flores.

13. Dormitorios floreados

Si usted es amante de la naturaleza y, sobre todo, de las flores, puede perfectamente incorporarlas a su cuarto.

Las flores pueden ir en su cama, ya sea en edredones, sábanas y cojines, como también en un mueble, un escritorio o un estante.

Si desea colocar flores en las paredes de su habitación, bien puede hacerlo colocando unas calcomanías removibles y reutilizables. Las instrucciones de uso de estas calcomanías puede encontrarlas en nuestro artículo de la sección Tutoriales “Este detalle cambiará la apariencia de su baño”.

14. Negro: imponente y con mucho estilo

Muchos creerán que el negro es un color que debe evitarse en un dormitorio. Sin embargo, es posible usar este color para crear una atmósfera acogedora y elegante.

Puede escoger pintar una sola pared o bien escoger un tono claro. El arte u objetos decorativos en las paredes son necesarios para que la habitación no se sienta como una cueva.

15. La elegancia del púrpura

Se dice que el púrpura es el color de la realeza. Se trata de un color sumamente elegante que combina a la perfección con azul o turquesa para balancear el tono vibrante del violeta.

Colores que también hacen juego con el púrpura son el blanco, beige, amarillo y verde claro. Otra forma de emplear el púrpura es balancear la habitación escogiendo diferentes tonalidades del mismo color, desde las más suaves como lilas hasta las más intensas.

Como puede ver, las opciones de colores para su dormitorio son muy variadas. El color hace que cambie la apariencia de este espacio, pero también cómo usted se siente en él.

Piense muy bien el ambiente que quiere crear para la estancia más personal de la casa. Enfóquese en sus gustos e inspírese explorando las propuestas que le hemos presentado.

Lo más importante es que su habitación sea un espacio agradable para usted al momento de acostarse y descansar, tanto como a la hora de despertarse para empezar un nuevo día de la mejor manera.